Dinosaur revolution episodio 2

El pasado 11 de septiembre vimos el segundo episodio de Dinosaur revolution.

Nos gustó mucho, nos contaron lo que le pudo haber ocurrido a un alosaurio durante su vida en un jurásico Portugal hace 150 millones de años, siguiendo con los toques de humor que ya caracterizan a esta serie.

El episodio comienza con una mamá alosaurio desesperada porque no puede dormir y tampoco sus 4 retoños por culpa de un ornitholestes que le está cantando a la luna … de todos es sabido que los alosaurios no tenían muy buenas pulgas, así que ya os podéis imaginar como acaba el ornitholestes!

Por la mañana, la mamá alosaurio prepara el desayuno de sus retoños, un exquisito ornitholestes, os lo habíais imaginado? mientras uno de ellos, el protagonista de la historia, juega con el cráneo del malogrado dinosaurio.

Jugando, jugando, distraído, distraído, se topa con un grupo de dinheirosaurus y uno de ellos le destroza la mandíbula inferior con un latigazo de cola … lo podéis ver en el vídeo que hemos adjuntado de Discovery Channel. Aquí aprovechan para enseñarnos un experimento que realizaron para calcular la fuerza y velocidad de los latigazos de las colas de los saurópodos.

A pesar de todos los pronósticos, el pequeño alosaurio sobrevive (con la mandíbula torcida) y un día se venga del saurópodo arrancándole un trozo de cola, éste también sobrevive sin problemas. Finalmente será gracias a la intervención de un enorme y terrible torvosaurus que se los dos dinosaurios se harán amigos …

El episodio acaba con la alentadora frase de que cada día sabremos más sobre estos fantásticos seres prehistóricos porque todavía queda mucho por descubrir.

Queremos más, más y más !!!

Ya lo has visto? que opinas?

Un comentario a “Dinosaur revolution episodio 2”

  1. josefa 2 noviembre 2013 at 19:32 #

    a mi me encanto el documental lo veo todos los dias, pero me da pena el capitulo final cuando muestran el ultimo troodon que estaba con su huevito en la boca de un tiranosaurus rex bebe que estaba muerto.


Escribe tu comentario